Una imaagen que no tiene nada que ver con el tema

El sobreprecio como alternativa

Una imagen que no tiene nada que ver con el tema

“Cuenta la leyenda que existe un sitio donde las cosas se pueden comprar a la mitad de lo que cuestan aquí, o hasta mucho menos…” Algo así sería una leyenda creada por alguna mente lo suficientemente cansada de los precios excesivos y hasta morbosos que le dan las tiendas a cualquier producto que no llega a valer ese precio.

Esa leyenda podría ser perfectamente aplicable a un país ciertamente tercermundista con miras a mantenerse en ese sitio mejor conocido como Venezuela. Un paraíso, claro si anulas la excesiva inseguridad y muchas otras cosas. En este sitio bonito para hacer turismo las tiendas parecieran tener un morbo con los precios a darle a algún producto, y bueno si buscas una tienda en un centro comercial con un nombre bonito tienes un 40% de agregado al precio.

Otra imagen que no tiene nada que ver con tema

Aunque, como en la mayoría de los países en latinoamerica y muchos otros sitos, existe algo llamado mercadolibre. Ese sitio donde las personas venden sus productos a precios asequibles, aunque eso de precios asequibles no sea muy tomado en serio. Algo que se agrava si es un producto importado, y mucho más si es algo de tecnología de consumo masivo. Y se agrava mucho más si este producto fue lanzado al mercado recientemente puesto que los vendedores sienten la necesidad de burlarse de las personas que al ver que ya está en mercadolibre puede comprarlo, sensación que desaparece al ver el precio.

¿sobreprecio?

¿sobreprecio?

La explicación científica a este fenómeno todos la sabemos. Fue creada por el gobierno el 5 de febrero de 2003, gracias Wikipedia, como un sistema para regular el control de cambio de las divisas, dícese dolar. La idea en algún momento puede ser buena, solo si es bien aplicada y muchas otras cosas que jamás ocurrirían en Venezuela. Por lo que la Comision de Administración de Divisas, mejor conocida como CADIVI, lo que ha hecho desde su creación es, básicamente, dar una buena base al mercado paralelo de dólares, oh, al doble o hasta más de su precio oficial. La razón es simple, tienes un límite de 2500 USD, o si jalas bastante 3000 USD, en tarjeta de crédito, 400 USD para compras por internet. Todo esto una vez al año y solo si eres mayor de edad, sino lo eres tienes 500 USD en efectivo al momento de viajar.

Por si todo esto no bastara, para pedir tu cupo cadivi se debe hacer con un mes de anticipación, por lo menos, con una gran variedad de carpetas, sellos, separadores, marcadores, etiquetas, resaltadores, billetes y muchas otras cosas que solo piden por las ganas de fastidiar lo suficiente. Todo esto acompañado de el respectivo jalabolismo para que se facilite el proceso.

Aja bueno, entonces con todo eso es hasta comprensible lo de la existencia de el mercado paralelo y los productos con sobreprecio.

Entonces, para volver al tema principal. Con la existencia de esos servicios como Amazon, eBay que están a la disposición de cualquier mortal con una conexión a internet existe la necesidad de ver ese producto que anhelas comprar y con una mirada bastante fría ves el precio dándote cuenta de que son unos 399,99 USD. Con cierta duda abres la calculadora para multiplicar 400 * 4,30, al ver la respuesta de la calculadora la mirada frívola cambia completamente a una mirada de rencor y odio hacia el dueño de la tienda donde viste el mismo aparatico al doble o hasta más de su precio que en esa página capitalista manejada por el imperialismo.

Claro, siempre es posible comprar con los míseros dolares que tienes para compras por internet, aunque con cierta incertidumbre por el envío y mucho más al ver que en este sitio los paquetes con productos caros adentro llegan aunque sin su contenido. Entonces si te mentalizas lo suficiente aceptas el sobreprecio, claro siempre hasta un punto aceptable, aunque igual sintiendo que el vendedor te escupe unas 3 veces en la cara y tu lo aceptas sin ningún tipo de reclamo.

Entonces ya no diré más nada, solo agregaré algo para agregar un final.

El aparatito ese con sobreprecio

El aparatito ese con sobreprecio

Solo para finalizar agregaré que no hace mucho vi en una tienda el nuevo aparatito de Samsung, el mismo Galaxy S III. Todo fue bueno, bonito y bar… no esto último no, el precio era la mayor demostración de te escupo la cara y lo aceptas que puede existir, costaba 8.450 Bs. -a cambio oficial, unos 1.965,11 USD-. Si revisas en Amazon este aparatito cuesta casi 700 USD, unos 3.010 Bs. Thanks cadivi.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s